El aumento de la migración en Florida registrado en las últimas fechas ha significado un incremento en la inscripción de estudiantes en el Condado de Miami-Dade, mayoritariamente con procedencia de Cuba, Nicaragua y Venezuela, con cerca de mil 400 alumnos más que en el pasado curso académico.

La información, elaborada por el diario Miami Herald, es divulgada este miércoles por medios locales que destacan los datos facilitados por el superintendente del Distrito Escolar de Miami-Dade, José Dotres, según el cual el total de inscritos en el presente año académico se eleva a 14 mil 800.

De la cifra de nuevos estudiantes la gran mayoría proceden de otros países, según se destaca.

El reporte indica que una de las poblaciones más afectadas por el incremento de migrantes es la ciudad de Hialeah, la sexta más populosa del estado de Florida, donde en la escuela Milam K-8 se inscribieron 229 estudiantes extranjeros en lo que va de curso escolar.

Según el Miami Herald, este elevado incremento de nuevos estudiantes ha provocado retos a las autoridades educativas derivados de la falta de recursos entre los nuevos alumnos, tales como la falta de computadoras y acceso a internet o el nulo conocimiento del idioma inglés, entre otros.

Hasta el 10 de enero, el distrito escolar absorbió a mil 045 estudiantes de origen nicaragüense matriculados en las escuelas y 905 de origen venezolano.

El año pasado, hasta el final del año escolar, los venezolanos conformaron una cantidad significativa de nuevos estudiantes matriculados, con 2 mil 597.