Con 30 votos a favor y 13 en contra, el Congreso de Guerrero aprobó la despenalización del aborto hasta las 12 semanas de gestación.

Con esto, Guerrero se convierte en el octavo estado de la República Mexicana en despenalizar el aborto.