El artista de origen canadiense Abel Makkonen Tesfaye conocido por su nombre artístico como The Weeknd, se presentó durante el medio tiempo del Super Bowl LV. Con una duración de casi 15 minutos, el cantante iluminó el Raymond James Stadium con una escenografía que simulaba a una ciudad repleta de luces.

Iniciando sobre un auto de lujo y destacando al instante por su brillante traje rojo para pasar al escenario principal acompañado de un coro y bailarines que portaban máscaras iluminadas, el canadiense abrió su show con “Starboy”, éxito de 2016 que se trató de una colaboración con el dúo de música house Daft Punk. 

Acompañado de un espectáculo de fuegos artificiales, prosiguió con “The Hills” tema que pertence a su segundo álbum de estudio “Beauty Behind the Madness”. Después sonaron algunos otros éxitos como “Can’t Feel My Face” y “I Feel It Coming”. 

El artista bajó a la cancha para acompañar a sus bailarines con “House of Balloons/Glasss Table Girls” ,una de sus primeras canciones, de fondo. Luego de un breve espacio de baile, entonó una de sus canciones más populares actualmente “Blinding Lights” para finalizar el show con una explosión de fuegos artificiales. En redes, usuarios compartieron sus reacciones al espectáculo usando el hashtag #TheWeeknd, generando miles de tweets antes, durante y después de la presentación.