Hasta el momento, México ha recibido unas 50 mil dosis de la vacuna de Pfizer, que requiere de dos dosis por persona, y ha suministrado 9 mil 500 a personal médico de la Ciudad de México, la más golpeada del país por el coronavirus, y del estado de Coahuila.

López Obrador anunció que tras el gran cargamento del 11 de enero, México recibirá el 18 y 25 de enero dos cargamentos más de la misma cantidad de dosis de Pfizer con la que según aseguró “esperamos poder vacunar para finales de enero a todo el personal sanitario y proseguir con el segundo grupo que son adultos mayores en febrero“.

Varios de los 32 gobiernos estatales han expresado hasta ahora su malestar porque la fase inicial de las vacunaciones solo contempla la capital y Coahuila.

Por parte de CanSino, vacuna proveniente de China, México recibirá a partir de enero ocho millones de dosis, que como explicó el presidente serán destinadas a vacunar a los adultos mayores por ser de una sola dosis.

“Ya que el segundo grupo de vacunación son los adultos mayores, en este se cubrirán también gran parte del tercer grupo que son enfermos crónicos, es decir que muchos adultos mayores también son enfermos crónicos”, señaló el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell.

Estas dosis forman parte del plan de vacunación que la Secretaría de Salud dio a conocer el 8 de diciembre, en donde se espera que al menos 75 por ciento de la población mexicana mayor de 16 años podría estar vacunada contra COVID-19 en marzo de 2022, según el ambicioso plan presentado este martes por el Gobierno.