El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que hasta la segunda semana de este año se han acumulado 322 mil incapacidades temporales para el trabajo; la primera semana de enero fueron 92 mil, la segunda semana 230 mil.

En la CDMX trabajadores siguen haciendo filas para tramitarlas.

“Desafortunadamente ahorita es gripa con un poco de tos, necesito ver primero la prueba, y si el doctor me dice aíslate y te doy tu incapacidad o aíslate para que te puedas recuperar de tu enfermedad”, dijo José, quién trabaja en un almacén.

En la misma fila estaba formada María del Carmen, a quien también le pidieron hacerse una prueba COVID para aprobar la incapacidad.

“Yo me vengo a hacer la prueba porque mi compañera salió positiva, no tengo síntomas, pero más vale prevenir. Mi jefe ha sido muy accesible a esto, si salgo positiva, mi jefe me va a dar los días que requiera pero sí pide la prueba. Lo que pasa es que nos descuidamos, pensamos que ya había pasado esto”, compartió María del Carmen López, recepcionista.

Aunque autoridades han pedido a los patrones creer en la palabra de los trabajadores, la gran mayoría sigue pidiendo prueba COVID positiva para justificar la ausencia laboral.

“Ahorita depende de los resultados me presento o no me presento; eso lo veo con recursos humanos, en la empresa donde estoy sí hay flexibilidad”, comentó Miguel Cruz, empleado del giro de la construcción.

Autoridades del Instituto Mexicano del Seguro Social señalan que en las primeras dos semanas de enero, los contagios de COVID han elevado el número de incapacidades más de un 200%.

“Por lo menos entre un 200 y un 300% a lo que se venía dando anteriormente, en los meses de noviembre y diciembre la pandemia bajó y en lo que se trata de COVID en estas dos ultimas semanas en las primeras del año se han incrementado este porcentaje”, dijo Jorge Luis Zendejas, jefe de prestaciones médicas del IMSS CDMX Norte.

La zona centro del país es donde más incapacidades por COVID se han generado; los hombres de entre 20 y 40 años son los mayores solicitantes, el 50% de las incapacidades por COVID ante el IMSS se han hecho de manera virtual, el resto, a través de las clínicas familiares.