La cantante mexicana Edith Márquez se sumó a la lista de intérpretes que hacen gala de su voz en el escenario con la finalidad de apoyar a alguna causa social, en esta ocasión la cantante presentó un espectáculo en beneficio de las personas con discapacidad auditiva.

A las 20:50 horas, Edith Márquez apareció ante su público, enfundada en un vestido largo de dos piezas, para abrir el concierto con el tema «Acostúmbrame al cielo».

Este concierto representó el inicio de una noche en la que la cantante interpretó los temas más importantes de su carrera artística en compañía de la Orquesta Sinfónica de la BUAP (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla), cuyos integrantes hicieron sonar sus instrumentos por más de hora y media.

«Es para mí un gran orgullo y honor poder cantar en este recinto que me trae tantísimas vivencias y recuerdos, tantas cosas. Me siento conmovida y afortunada de poder ser invitada este año a este gran evento, donde nos unimos todos contribuyendo a una gran y hermosa causa, y somos pocos los afortunados de poder realizar este tipo de conciertos», expresó Edith hacia los presentes del Teatro Metropólitan.

Antes de continuar con el tema «Dejémoslo así», Edith Márquez subrayó la posibilidad que existe de crear canales de buenas noticias, a través de los cuales se puedan contar las cosas positivas que ocurren en el país.

Posteriormente invitó al público a que la acompañaran con las luces de los celulares, y así dar pie al tema «No te preocupes por mí» para luego interpretar «Tú me obligaste», canción que definió como un discurso de las mujeres.

Uno de los momentos especiales de la noche fue cuando entonó el «Popurrí Calderón» en honor al compositor español Juan Carlos Calderón, para lo cual hizo resonar al Metropólitan con su versión propia de temas como “Tómame o déjame”, «Acaríciame», «La incondicional» y «Tengo todo excepto a ti» con las que en repetidas ocasiones dejó constancia del potente rango vocal del que es poseedora.

Apoyada en una silla, Edith interpretó «Cuando grita la piel, «Ese beso» y «En peligro de extinción», no sin antes pedir un aplauso para el director de la Orquesta Sinfónica de la BUAP y su director artístico.

También pidió aplausos para los intérpretes de señas que la acompañaron en los 15 temas que compartió con su público a lo largo de la noche.

En números como «Aprende de mi» y «En una de esas», Edith también se permitió hacer uso del lenguaje de señas.

Aproximado el cierre del concierto, la intérprete recibió un reconocimiento de manos de los organizadores del evento, por sumarse al llamado “Concierto con causa”, motivo por el que Edith se dijo agradecida y abierta a seguir colaborando en años posteriores.

Pero Edith Márquez, quien recientemente se sumó como jueza para la búsqueda de talentos en México, no podía cerrar su presentación en el Teatro Metropólitan sin hacer vibrar el escenario con el tema «Aunque sea en otra vida», lanzado en el año 2018 y que actualmente suma más de 25 millones de reproducciones en la plataforma YouTube.

«Mi error mi fantasía» con el que la cantante alcanzó el éxito a finales de 1990 y «Mírame», fueron los últimos números musicales de Edith sobre el escenario, en el que el acercamiento con su público, la orquesta y sus coristas fue primordial para una noche con causa, en la que las ganancias serán destinadas a personas de escasos recursos que padecen de discapacidad auditiva.