Por unanimidad el pleno del Senado de la República aprobó un Punto de Acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para hacer un enérgico llamado al Instituto Nacional Electoral (INE), a fin de que no invada facultades legislativas y se apegue a lo que marca la ley, para permitir que se recaben firmas por medios físicos, es decir en papel y no solo electrónicos en el proceso de solicitud para la consulta de revocación de mandato programada para el 27 de marzo del 2022.

El acuerdo señala que los Lineamientos para Revocación de Mandato y sus anexos técnicos, aprobados por el INE, establecen que la forma predominante para la recolección de los apoyos será a través de la aplicación denominada “Mi apoyo”, disponible únicamente para dispositivos móviles con sistema operativo Android y IOS, lo cual limita la obtención de firmas.

Sin embargo, “resulta evidente, que lo previsto en dichos lineamientos no reflejan el espíritu de los artículos 11 y 12 de la Ley Federal de Revocación de Mandato, pues establecen claramente que los medios electrónicos para la recolección del apoyo deberán ser implementados sin perjuicio de los formatos físicos establecidos en el artículo 11 de la misma ley.

Morena y la oposición respaldaron unánimemente el acuerdo.

Ricardo Monreal, coordinador de Morena explico sus alcances.

“¿Qué propósito tiene?, el decirle al INE que no puede sobrepasar los límites del legislador, lo que intenta este acuerdo es llamar la atención del INE para ni intente sustituir al Poder Legislativo, sino que debe aplicar estrictamente la norma que creamos al caso concreto y, por eso actuamos de buena fe esta decisión de un punto de acuerdo y no haber votado por mayoría, que la tenemos, la Interpretación Auténtica del Poder Legislativo”.

Damián Zepeda, senador del PAN, celebro el acuerdo

“Celebrar el acuerdo que se da entre las distintas fuerzas políticas. (…) Me parece una extraordinaria noticia que la política haya triunfado y que evitando esos riesgos se haya encontrado la manera de si pronunciarnos. (…) Y no hay duda aquí que este Legislativo cuando debatió la revocación de mandato tomó una decisión y la decisión fue que podía haber dos maneras de recolectar firmas: el formato físico y el formato electrónico y no es un tema que se nos pasó de noche, que nos sorprendieran. (…) Pero, no podemos ponerle una traba al ciudadano que quiere pedir revocación de mandato y decirle sólo los vas a poder hacer si tienes un celular con estas condiciones”.

La priísta Claudia Anaya, dijo en tribuna que fue razonable la postura que adoptó la Jucopo al emitir este acuerdo, pues se le da la garantía a la población de que cuando quiera promover la revocación de mandato sea con un formato accesible, que no implique muchas complicaciones.