En Chiapas, cuatro personas murieron entre ellos tres menores de edad y tres más resultaron heridas por un alud de tierra que sepultó una vivienda en la comunidad Viva Cárdenas del municipio de San Fernando a unos 20 minutos de Tuxtla Gutiérrez.

“La verdad como no estoy aquí como estoy trabajando pues no lo vi pues cómo se pasó todo, mis nietos, mi familia, mi mujer y mis nueras que están aquí”.Luis Gómez, Familiar de afectados

El reblandecimiento de tierra provocado por las intensas lluvias que cayeron en la zona ocasionó que parte del cerro que colindaba con la vivienda se desgajara derribando una pared de casi 12 metros de largo y con ello toda la estructura de la casa.

“Las fuertes lluvias que se presentaron hace un rato o en la tarde mejor dicho no y se reblandeció la tierra”, dijo Sergio Moguel, delegado de Protección Civil región Metropolitana.

Siete integrantes de una familia quedaron bajo los escombros.

Tras el derrumbe vecinos y policías municipales comenzaron a remover escombros y tierra para rescatar a las personas sepultadas.

“Los policías municipales del municipio de San Fernando sacaron aproximadamente a siete personas tres fueron trasladadas a Tuxtla Gutierrez al Gómez Maza y cuatro fueron las que trasladaron a la clínica de la secretaría de salud aquí en el municipio ahí fue donde perdieron la vida”, enfatizó Alejandro Martínez Escobar, primer Oficial del Cuerpo de Bomberos.

“A mí me fueron hablar allá en mi casa y venimos ayudar acá y pues ya lleve un Niño en brazos hasta la clínica, pues al momento que llegue yo como a los 10 minutos llevaron a la señora al bebé en brazos y al niño de 13 años a la clínica”, reiteró Carlos Daniel.

El auxilio de los vecinos logró que tres de las siete personas sepultadas sobrevivieran; no así una madre con sus tres menores que quedaron debajo de los escombros.

“Aquí lo que se escuchó que fue que el somatón de que sonó algo y nosotros pensamos que era lámina y no, era la barda que se había caído y pidió auxilio la nieta más grande del vecino, la muchacha gritaba porque dice mi esposo que los niños estaban debajo de la pared”, dijo la señora Guadalupe Ramirez Gomez.

Al lugar llegaron personal de bomberos, Protección Civil municipal y estatal para las labores de remoción de escombro y el Ejército Mexicano activo el plan DN-III-E para auxiliar a los afectados.

Las autoridades piden a la población extremar precauciones por las lluvias intensas que se pronostican para las próximas horas.