Autoridades federales y locales cierran los accesos al Zócalo de la Ciudad de México, para impedir el arribo de ciudadanos, por las fiestas patrias