La Organización Mundial de la Salud recomendó el uso de cubrebocas a niños mayores de 12 años, especialmente en sitios donde no pueda garantizarse la sana distancia