La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) reconoció que la violencia, la inseguridad, la impunidad, el empoderamiento de las organizaciones criminales vinculadas al tráfico de drogas y la corrupción, provocaron una “crisis profunda” que impacta gravemente las condiciones de bienestar de la población.

Al dar a conocer el programa Sectorial de Seguridad y Protección Ciudadana 2020-2024, la dependencia que encabeza Alfonso Durazo Montaño aseveró que en materia de seguridad pública “es urgente formular nuevos paradigmas” para prevenir la violencia y el delito.

Indicó que como parte del cambio de paradigma, se busca la recuperación del territorio de manos de la delincuencia organizada a través de la instalación de 32 Coordinaciones Estatales y de 266 Coordinaciones Regionales para la Construcción de Paz y Seguridad.

Agregó que además de la creación de la Guardia Nacional (GN), se fortalecerán las policías municipales y estatales y se logrará su articulación efectiva para afrontar los desafíos de la inseguridad, a fin de prevenir el delito, disminuir la incidencia delictiva, mejorar la percepción de seguridad e incrementar la confianza en las instituciones de seguridad. A decir de la SSPC, para el año 2024 se habrá consolidado la operación y desarrollo de la GN, así como el combate y trasiego de drogas, además de que se habrán reducido en un 50 por ciento delitos como homicidio doloso, secuestro y el robo.

Finalmente, mencionó que el nuevo paradigma de seguridad conlleva una transformación de las instituciones, la implementación nacional del nuevo modelo educativo y de políticas de bienestar, el combate a la corrupción, la despenalización gradual de las drogas como parte de la reformulación de la política en la materia sustentada en la certeza de que el modelo prohibicionista es la base para el escalamiento de una problemática de salud y no solo de seguridad pública.