Grupo de Lima pone a prueba al ejército venezolano con envío de ayuda humanitaria

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú, ligados en el Grupo de Lima, la entidad que busca una salida a la crisis política en Venezuela, rechazaron la propuesta de entablar un diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y el del autoproclamado presidente, Juan Guaidó, como una vía para restaurar la democracia.

Desde Ottawa, Canadá, donde los cancilleres americanos firmaron una declaración de 17 puntos, se estableció que “las iniciativas de diálogo propiciadas por diversos actores internacionales ya fueron manipuladas por el régimen de Maduro, transformándolas en maniobras dilatorias para perpetuarse en el poder”.

De esta manera, consideraron que toda vía diplomática contemplada debe apoyar la hoja de ruta presentada por la Asamblea Nacional y por el presidente encargado, Juan Guaidó, que busque una transición pacífica, que logre el fin de la dictadura y permita la convocatoria a elecciones.
El consenso multilateral rechazó así la convocatoria de los gobiernos de México y Uruguay, que apuestan por la neutralidad para favorecer una dinámica conciliadora entre los dos poderes que coexisten en Venezuela. Un enfoque que, por otro lado, cuenta con el apoyo de Rusia, según informó ayer el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov: “La imposición de cualquier tipo de solución o intento de legitimar la usurpación del poder representa una intervención directa e indirecta en los asuntos internos de Venezuela”.

Entre otras cuestiones, la Declaración de Ottawa decidió incorporar al gobierno de Juan Guaidó al Grupo de Lima, bajo la bandera venezolana, en un gesto más contundente para desconocer la autoridad de Maduro.

En el texto, el bloque considera “imperativo que se garantice el acceso a la ayuda humanitaria para satisfacer las necesidades urgentes de los venezolanos”.

Mientras los países de Lima endurecían su postura, las potencias europeas cumplieron con su promesa de reconocer al líder opositor como “presidente interino” y alentaron una oleada de gestos similares. La serie de pronunciamientos unilaterales ejerció más presión sobre la Unión Europea, que hasta ahora no ha querido reconocer a Guaidó.

En su momento, Guaidó exhortó a la UE a adoptar sanciones contra la dictadura, similares a las de EU, que congeló los activos del principal motor económico del gobierno, el petróleo y puso a disposición del opositor el dinero de las cuentas congeladas del Banco Central de Venezuela en territorio estadounidense.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.