Procuraduría ambiental clausura predio costero en corredor de Mahahual

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Por no contar con la autorización de impacto ambiental, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera total temporal las actividades realizadas en un predio costero en el camino Mahahual-Xcalac, en el municipio de Othón P. Blanco.
En un comunicado, la dependencia federal reveló que en ese lugar se realizaba la siembra de palmas y relleno de humedal, sin contar con los permisos que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La Profepa reveló que en este lugar se detectó la siembra de palmas y relleno de humedal en una superficie estimada de 10 mil 64 metros cuadrados sobre la duna costera, 22 tocones de mangle blanco (Laguncularia racemosa), un tocón de mangle botoncillo (Conocarpus erectus) y cuatro tocones de mangle rojo (Rhizophora mangle), así como la poda de 23 ramas de árboles de mangle blanco.

De acuerdo con la información que se proporcionó, las irregularidades se detectaron en seguimiento a datos recabados durante un recorrido de vigilancia sistemática que se realiza en el marco del Operativo Nacional para la Protección de los Recursos Naturales en Ecosistemas Costeros.

Personal de la Delegación de Profepa realizó una visita de inspección con objeto de verificar que los trabajos y actividades que se llevaban a cabo en el ecosistema de dunas costeras asociado con humedal costero con presencia de vegetación de manglar, para la siembra de diversas palmas y relleno de humedal, se estuvieran efectuando en apego a la legislación ambiental vigente.

Durante la diligencia, los inspectores observaron en una superficie de duna costera estimada en 10 mil 64 metros cuadrados, la siembra de palmas de diferentes especies.

Fueron 23 palmas corozo (Acrocomia acocota), 96 palmas real (Roystonea regia), nueve palmas cocoyol (Acrocomia aculeata), 27 palmas de aceite (Elaeis guineensis), 13 palmas kuká (Pseudophoenix sargentii), siete Zamias furfuracea y tres colas de pescado (Caryota urens).

Ante estos hechos, los inspectores constataron la modificación de la duna costera por los trabajos de excavación para la siembra de las palmas, utilizando para ello maquinaria pesada.

Asimismo, en la inspección se detectaron dos montículos de diferentes tipos de tierra usada para la siembra de las palmas, que eran totalmente diferentes al tipo de arena presente en la duna costera.

Observaron además en el sitio inspeccionado que la duna costera se encontraba desprovista de vegetación natural, con excepción de algunos ejemplares aislados en pie de palma chit (Thrinax radiata).

Por otra parte, dentro del sitio inspeccionado, al oeste del camino costero Mahahual-Xcalac, sobre una superficie de 1,414 metros cuadrados, se encontró un relleno con material de sascab en el humedal costero con presencia de vegetación de manglar.

Además, sobre el relleno se hizo la siembra de 126 cipreces que colindan con la vegetación de manglar y 14 palmas corozo; asimismo, en una superficie de 600 metros cuadrados del relleno del humedal se detectaron 22 tocones de mangle blanco (Laguncularia racemosa).

Asimismo, un tocón de mangle botoncillo (Conocarpus erectus) y cuatro tocones de mangle rojo (Rhizophora mangle), así como la poda de 23 ramas de árboles de mangle blanco, principalmente.

Las especies de mangle señaladas (Rhizophora mangle, Laguncularia racemosa, Conocarpus erectus) y la palma kuká (Pseudophoenix sargentii) se encuentran enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 con categoría de especies Amenazadas (A), mientras que la palma real (Roystonea regia) tiene categoría de especie bajo Protección Especial (Pr).

Al momento de la diligencia también se observó la regeneración natural de palma chit (Thrinax radiata) sobre la duna costera afectada, especie también considerada como Amenazada en la citada Norma Oficial Mexicana.

Los inspectores actuantes solicitaron al visitado exhibiera la autorización en materia de impacto ambiental que emite la Semarnat para llevar a cabo los trabajos y actividades en un ecosistema de dunas costeras asociado a humedal costero con presencia de vegetación de manglar; autorización que no fue presentada.

Con fundamento en el artículo 170, fracción I, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), durante la inspección se impuso como medida de seguridad, la clausura total temporal de los trabajos y actividades detectados.

El artículo 28, fracción X, de la LGEEPA establece que las obras y actividades en humedales, manglares, lagunas, ríos, lagos y esteros conectados con el mar, así como en sus litorales o zonas federales, requieren previamente de la autorización en materia de impacto ambiental que expide la Semarnat.

La dependencia adelantó que los responsables de los trabajos y actividades inspeccionadas, podrían hacerse acreedores a una multa por el equivalente de 30 hasta 50 mil Unidades de Medida y Actualización, de acuerdo a lo establecido en el artículo 171, fracción I, de la LGEEPA.

Aunado a ello, anunció que integrará la denuncia penal correspondiente ante posibles hechos constitutivos de delitos en contra de la biodiversidad, por el relleno de humedales de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 420 Bis del Código Penal Federal, delito que puede alcanzar una pena de dos a 10 años de prisión y multa por el equivalente de 300 a tres mil Unidades de Medida y Actualización.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.