Rey Bhumibol será incinerado en ceremonia budista en Tailandia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El monarca tailandés Bhumibol Adulyadej, fallecido hace un año, será incinerado esta noche en una ceremonia budista ante más de 150 mil tailandeses vestidos de riguroso luto en la plaza Sanam Luang en Bangkok.

Una multitudinaria procesión trasladó en más de tres horas la urna real desde el Gran Palacio Real hasta la cercana Sanam Luang, donde el monumento funerario está presidido por una torre de madera de 53 metros que simboliza el mítico monte Meru, residencia de los dioses, según la tradición brahmánica y budista.

A su paso, los súbditos se postraban en el suelo con las manos juntas, entre rezos y lloros por el que consideran el padre de la nación, mientras que decenas de miles de personas participaron en homenajes en otras partes de Bangkok y provincias tailandesas.

Monjes budistas de túnicas anaranjadas y sacerdotes hindúes de blanco participan en las elaboradas ceremonias transmitidas en directo por las televisiones locales y cubiertas por unos 250 periodistas extranjeros y un millar de reporteros tailandeses.

En el pasado, los cadáveres de la realeza tailandesa eran dispuestos en posición fetal dentro de una urna dorada, pero Bhumibol decidió que sus restos fueran depositados en un féretro que fue trasladado anoche hasta la pira funeraria.

Por este motivo, la urna que debería contener los restos del soberano fallecido solo albergó una placa honorífica con el nombre y la fecha de nacimiento del monarca tailandés.

La incineración tendrá lugar a las 22.00 hora local en un crematorio eléctrico situado en la torre principal de la pira funeraria, que está rodeada de otras ocho torres, pabellones y unas 500 figuras de deidades, animales mitológicos y hasta de los dos perros favoritos del difunto monarca.

La reina emérita española Sofía de España se encuentra entre los representantes de 42 países que han asistido a las exequias en Bangkok, donde hay desplegados unos 58 mil policías para la seguridad.

Hasta su muerte, fue el único monarca que conocieron la mayoría de los tailandeses, que lo tenían como un ser casi divino, símbolo de unidad y guía de la nación.

Los rituales funerarios, que comenzaron el miércoles, continuarán hasta el domingo, cuando las cenizas serán depositadas en los templos Rajabodpidh y Bowonniwet, en la capital.

El funeral permitirá poner en marcha los preparativos para celebrar la coronación oficial de su hijo Vajiralongkorn, que ascendió al trono en diciembre del año pasado.

Al difunto monarca tailandés también le han sobrevivido su esposa Sirikit, de 85 años, y tres hijas: las princesas Ubolratana, Sirindhorn y Chulabhorn.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.