Huelga general paraliza Francia; protestan contra la reforma laboral

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Varios sindicatos organizaron hoy una primera jornada de huelgas y manifestaciones contra la reforma laboral por decreto del presidente francés, Emmanuel Macron, que a primera hora de la mañana tenía incidencia sobre todo en varios aeropuertos y sistemas de transportes público.

La Confederación General del Trabajo (CGT), SUD, la Unión Nacional de Sindicatos Autónomos (UNSA) y la organización estudiantil Unef convocaron estas protestas contra los planes de Macron para flexibilizar el mercado laboral, que su Gobierno debe aprobar el próximo 22 de septiembre para una aplicación inmediata.

Los paros se centraron en la Administración, en la energía y, sobre todo, en el transporte público, muy particularmente en los ferrocarriles.

La compañía ferroviaria francesa SNCF aseguró que iba a mantener la totalidad de sus trenes de alta velocidad (TGV), incluidos los Thalys a Bélgica y Holanda, los Eurostar a Londres o las líneas con España (únicamente el Barcelona-Toulouse finalizará su trayecto en Perpiñán y los pasajeros serán dirigidos a otro convoyes).

Pero se van a suprimir entre el 10 % y el 50 % de los trenes de largo recorrido convencionales, “según los destinos”, así como algunos trenes regionales, y algunos de los de tres de las líneas de cercanías de París (los RER B, C y D).

En el área metropolitana de París el transporte urbano era esta mañana casi normal, pero había problemas en otras ciudades como Lyon, Marsella, Montpellier o Niza.

En la capital francesa, no obstante, la circulación estaba bloqueada en la plaza de la Bastilla y en la avenida de los Campos Elíseos por una protesta paralela organizada por los feriantes.

La Torre Eiffel, el monumento más emblemático de la capital francesa que recibe 25 mil visitantes diarios en promedio, cerró hoy sus accesos por la huelga.

Sindicatos de trabajadores de la ‘dama de hierro’ iniciaron paros después de este mediodía y se incrementarán a partir de las 14:30 horas locales (12:30 GMT), precisaron fuentes sindicales.

Los sindicalistas de la torre anunciaron que sólo pararán por la tarde para “perjudicar lo menos posible a los visitantes” y participar en las manifestaciones de la huelga convocada

En los cielos, la huelga provocó hoy retrasos en vuelos, de hasta 60 minutos en varios aeropuertos del país, y anulaciones de algunas compañías de bajo costo.

Un portavoz de la Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) dijo que el paro estaba siendo “poco seguida” por los controladores y que se registraban retrasos de entre 20 y 60 minutos, en particular en las líneas que sobrevuelan el sureste de Francia dependiente del centro de tráfico de Aix en Provence.

Los principales problemas estaban en los dos aeropuertos de París -Charles de Gaulle y Orly-, Beauvais, Marsella y Estrasburgo.

De hecho, la aerolínea de bajo coste Ryanair anunció la anulación de 110 vuelos, mientras que Air France no tenía intención de hacer cancelaciones, aunque admitió que podrían registrarse retrasos.
En París, la mayor movilización

Pero el mejor parámetro para evaluar la amplitud de la movilización que lidera la Confederación General del Trabajo (CGT) son las cerca de 200 manifestaciones convocadas en todo el país, algunas de las cuales se desarrollaron por la mañana, como la de Marsella, con varios miles de personas, en la que participó el líder de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon.

En unas declaraciones a los medios, Mélenchon cargó contra el decreto ley que debe aprobar el Gobierno de Macron el próximo día 22, que a su juicio favorece el “dumping social” y no responde a una demanda de los franceses.

El responsable de la Francia Insumisa dijo que “nadie ha pedido que se reforme la normativa laboral, aparte de un grupo de iluminados en el Medef”, la principal organización patronal.

En la marcha de París, que comienza a las 14.00 hora local (12.00 GMT), la Prefectura de Policía espera a unas 10 mil personas, una cifra muy inferior a la que confía en reunir la CGT, que dará sus propias cifras de participación por la tarde.

Es el único de los tres grandes sindicatos del país que ha decidido salir a la calle contra la reforma laboral, ya que los otros dos, la Confederación Francesa Democrática de Trabajadores (CFDT) y Fuerza Obrera (FO), consideran que han obtenido algunas concesiones en la negociación con el Ejecutivo.

El  secretario general de la CGT, Philippe Martínez, verdadero líder de la protesta, participará en las movilizaciones de la capital.

Esta mañana Martínez justificó su convocatoria en una entrevista al canal France 2 en la que denunció la actitud de Macron que, a su juicio, “divide a los ciudadanos”, y señaló que el decreto ley que el Ejecutivo adoptará la semana próxima “es peor” que la reforma laboral del anterior presidente, el socialista François Hollande.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.